¡Descubriendo los sabores de la naturaleza!

No concebimos mejor forma de comenzar este blog que con nuestra querida Lola, una pequeña habitante que nos enseña diariamente a disfrutar de las cosas más simples y cotidianas.

.Con los ojos llenos de curiosidad y un espíritu aventurero, Lola comienza a interesarse por la hierba y las florecillas. Nos quedamos embobados al ver como explora, olfatea y prueba cada planta, con esa ternura que la caracteriza.

Nuestra dulce y cariñosa peluda va creciendo poco a poco, sana y feliz, algo que nos llena de alegría pero también de nostalgia al recordar sus primeros días en nuestro santuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *